La crítica es, digámoslo así, la policía de la república literaria

La crítica es, digámoslo así, la policía de la república literaria. Es la que inspecciona lo bueno, y lo malo que se introduce en su dominio. Por consiguiente, los que ejercen esta dignidad, debieran ser unos sujetos de conocido talento, erudición, madurez, imparcialidad, y juicio; pero sería corto el número de los candidatos para tan …

Sin contar a los «snobs»

Clarín, en el prólogo de Ariel, de J. E. Rodó, obra que descubro cuando comienzo a estudiar un tema tan sugerente como «La narrativa hispanoamericana en el siglo XX», escribe sobre los «snobs», o los «afrancesados» del estilo. Descubro el arielismo; leeré más sobre él. Mientras esquematizo según voy leyendo hago públicos estos hallazgos, además de enseñar …

El escritor sin gracia se queda en «fraseólogo»

Está elástico Jarnés. Está dando de sí. Tres entradas ya. Ahora transcribo parte de las páginas 46 y 47 del prólogo de Domingo Ródenas a El profesor inútil (1926), que versan sobre la «gracia» del escritor, que viene a ser como su genuina singularidad, siendo «genuina» y «singularidad» palabras muy afines tal y como han quedado dispuestas. …